03 Set 2019

Se confirma la cosecha récord de maíz en Entre Ríos: es la más alta en 19 años

Se trillaron 2.532.235 toneladas y con un rendimiento medio de 7.600 kilos por hectárea, según la Bolsa de Cereales entrerriana. El balance de los asesores y productores. CLARÍN

En los lotes entrerrianos, el maíz concluyó una campaña récord con una cosecha de más de 2,5 millones de toneladas, la producción más importante de los últimos 19 años, de acuerdo a las estadísticas de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos. La siembra del nuevo ciclo ya arrancó en el norte de la provincia.

En la campaña 2018/19, los productores entrerrianos sembraron 360.900 hectáreas, unas 44.500 hectáreas más que el año anterior (14% más). Pero la gran diferencia fueron rendimientos.

En la última cosecha, el promedio provincial superó los 7.600 kilos por hectárea, más del doble de lo que se había trillado el año pasado (3.128 kilos por hectárea). “En comparación al promedio de los últimos cinco años, el incremento fue del 30%”, precisa el informe de la Bolsa de Cereales entrerriana. Son 1.700 kilos por hectárea más que la media de esas cinco campañas.

Para el asesor Rolf Müller, que trabaja en el sudeste de Entre Ríos (con base en Gualeguaychú), la gran diferencia fue la lluvia. “Claramente acompañó el ciclo del cultivo y sobre todo favoreció los rendimientos del maíz temprano, que oscilaron en una media de 8.000 kilos en nuestra zona. Los planteos tardíos, en cambio, fueron más irregulares”, le contó a Clarín Rural.

El contraste con el ciclo anterior es muy marcado. De hecho, las 2.532.232 toneladas que se trillaron este año son un 92% más que las 1.316.350 toneladas que se habían cosechado en el 2018, por el brutal impacto de la sequía.

A principios de junio, cuando estaba finalizada la cosecha del maíz de primera, los productores entrerrianos ya destacaban que se promediaba una muy buena campaña.

“Los rendimientos de maíz fueron, en general, superiores a la media en un 25%, nosotros estábamos en algo más de 6.000 kilos por hectárea promedio y obtuvimos arriba de 8.000, para nosotros, es un cosechón”, le contó a Clarín Rural Pablo Guelperín, el asesor referente de la regional Aapresid Paraná.

Esta semana, los productores y asesores de los CREA Montoya y Victoria, en el sur entrerriano, también afinaron los números de la campaña maicera. “En las 11.000 hectáreas de estos dos grupos CREA el promedio de rinde fue de 8.100 kilos por hectárea, un 15% encima de la media en esta zona”, precisó Henri Vicentín, asesor del CREA Montoya.

Son rendimientos buenos, pero no excelentes. Vicentín recordó que los campos al noroeste de Victoria se vieron afectados por la helada tardía de principios de octubre -“incluso hubo que resembrar lotes”- y también influyó que llovió mucho en noviembre y diciembre y “se lavó” parte del nitrógeno que se había aplicado para fertilizar el cultivo. “La verdad es que en los mejores ambientes se aspiraba a 9.500 o 10.000 kilos y rindieron 8.000 kilos”, reconoce.

En la película del maíz tardío coincide con Müller. “No fueron buenos los rindes porque lo lotes se vieron afectados por el exceso de lluvias de enero y la falta de agua en febrero y marzo”, explicó. Los rendimientos del maíz cayeron a 4.000 kilos y también hubo lotes de 2.000 kilos por hectárea.

La nueva campaña de maíz comenzó en Entre Ríos hace 15 días, con la siembra de los lotes del norte provincial, por ejemplo en los campos cercanos a La Paz.

Las perspectivas de siembra son similares a la última campaña, aunque se proyecta que el área de maíz de primera va a seguir creciendo y volverán a retroceder los planteos de segunda o tardíos, que no vienen rindiendo tan bien en los lotes entrerrianos, a diferencia de otras regiones del país.

Los planes de siembra están hechos, pero un factor que puede influir -además del clima y las cotizaciones- es la incertidumbre que atraviesa al escenario político y económico en un año electoral. El maíz es un cultivo que requiere mayor inversión y es sensible a la falta de agua. Si el contexto electoral influye, el que más lo sentirá es el maíz tardío.