11 Feb 2020

El trigo alcanzó las 3 millones de toneladas en enero y se convirtió en la exportación más alta de la historia

Según la Bolsa de Comercio de Rosario, en los dos primeros meses de la comercialización de este cereal se embarcaron 5.500.000 toneladas, de las cuales casi 3.500.000 se exportaron en el primer mes. INFOBAE

En los dos primeros meses de la comercialización del trigo de la campaña 2019/2020, se alcanzaron niveles históricos de exportaciones.

Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) detalló que en los dos primeros meses de la comercialización del trigo de la campaña 2019/2020, se alcanzaron niveles históricos de exportaciones. En diciembre y enero pasado se comercializó un volumen de 5.500.000 toneladas, según los datos de la agencia marítima NABSA S.A.

Uno de los aspectos que permitió este récord fue la recuperación del caudal del Río Paraná. Recordemos que desde mediados de diciembre a la fecha el mismo se elevó un metro. A partir de esto, las exportaciones de enero del cereal alcanzaron las 3.476.053 toneladas desde los puertos argentinos, siendo este el volumen mensual de trigo más alto de la historia.

Como principales destinos de las exportaciones nacionales de trigo, aparece el sudeste asiático, que está reemplazando sus compras que antes realizaba en Australia, que padece una profunda sequía acompañada de importantes incendios. Luego se ubican los mercados de Brasil, África y por último otros destinos de Asia y Norteamérica.

En la plaza local los exportadores continúan abastecidos de mercadería. De acuerdo a los datos del Ministerio de Agricultura de la Nación, las compras de dicho sector llegaron a 13.900.000 toneladas, y las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior totalizan 12 millones de toneladas.

Por su parte, la molinería compró 1.600.000 toneladas de trigo, y según los economistas de la Bolsa de Rosario, “dichas compras se encuentran en línea con el promedio de los últimos 5 años, cuando a esta misma altura del año llegó a 1.500.000 toneladas”.

Además, los especialistas de la BCR comentaron: “Este contexto generó un reciente relajamiento de la demanda, que implicó que los negocios de trigo en el recinto de operaciones de la Bolsa de Rosario presentaran una disminución en la última semana respecto a la anterior, mostrando una tendencia declinante a medida que van quedando atrás los meses más intensivos de cosecha. No son muchos los compradores activos y los precios que proponen en sus ofertas de compra no presentaron importantes variaciones semanales”.

Operaciones

En los contratos realizados predominan las entregas cortas, cuyos precios pueden ser referenciados mediante la pizarra de la Cámara Arbitral de Cereales, que ha aumentado sutilmente desde el pasado 31 de enero hasta el jueves pasado, cerrando en 12.020 pesos la tonelada, registrando un aumento semanal de 20 pesos por tonelada. Sin embargo, dado el incremento en la cotización del dólar, el precio medido en divisas estadounidenses ha caído semanalmente en US$ 1,1 por tonelada, siendo equivalente a US$ 198,7 por tonelada el jueves 7 de febrero.

El informe, por otro lado, referencia a lo sucedido en el segmento diferido donde comenzaron a aparecer ofertas por el trigo de la próxima cosecha, en la campaña 2020/2021, cuyos valores para las entregas en diciembre de este año y enero de 2021 se ubicaron en 160 dólares la tonelada. “La escasez de negocios da un indicio de que dicho monto no estaría logrando seducir a la parcialidad vendedora, que esperaría mejores precios para comenzar a colocar el cereal de la nueva campaña”, explicaron los economistas de la Bolsa de Rosario.

En lo que respecta al mercado internacional, el cereal registró bajas importantes en sus precios por segunda semana consecutiva, afectando especialmente a Rusia y Australia. Economistas de la Bolsa rosarina explicaron que dichas bajas, “suceden luego de que los futuros del cereal alcancen máximos de más de un año a fines de enero en la mayoría de dichos mercados”.

Y agregaron: “Por otro lado, el contexto internacional no ha contribuido para sostener la tendencia creciente de los precios frente a la baja generalizada de los mercados de capitales y commodities fruto del brote de coronavirus que aqueja principalmente a China y, por tanto, a las perspectivas para el comercio y el crecimiento mundial”.

Por último, y frente a todo este contexto, se advierte desde la BCR que actualmente el mercado local “continúa perdiendo competitividad respecto al resto de los orígenes de mercadería más importante. Si bien esta última semana el cereal no ha sufrido cambios, ha tenido un incremento importante en su precio FOB desde principios de enero. No obstante, los menores valores esperados de stocks finales para la campaña 2019/20, sumado a una demanda externa que se mantiene sólida, ha permitido a nuestro país realizar importantes ventas externas de trigo desde comienzos de la campaña comercial”, manifestaron.