01 Ago 2019

El año del maíz: también le gana a la soja en la carrera de precios

Desde abril, el cereal ganó casi 30 dólares por tonelada. La soja permanece estable y sin un horizonte alcista al menos en el corto plazo. AGROVOZ

Si se quita del análisis la campaña 2017/18 en la que la sequía tergiversó la performance de los cultivos, el maíz se encamina a superar en toneladas a la soja por primera vez en 20 años, a nivel nacional.

En Córdoba, la diferencia será histórica: se cosecharán cerca de 23 millones de toneladas de maíz, ocho millones más que las que arrojó la oleaginosa. El cereal generará así 4.000 millones de dólares, cerca de los 4.800 millones de valor bruto que tuvo la soja, según estimaciones de la Bolsa de Cereales de Córdoba.

Y pese a que el aumento de los márgenes esperados para la próxima campaña es menor a la inflación, el maíz asoma como el mejor negocio, al menos en la zona núcleo. Por eso se espera un nuevo incremento de la siembra.

En definitiva, es el año del maíz, lo que se refleja también en la evolución de los precios internacionales, atada a lo que ha sucedido con las inundaciones en Estados Unidos.

Cotizaciones

Los problemas que muestran los cultivos en el mayor productor de granos del mundo a raíz de las inundaciones llevaron a que el maíz trepara de 143 dólares por tonelada en abril pasado, a entre 165 y 170 dólares en la actualidad, en el mercado de Chicago. En el plano doméstico, restando las retenciones, se pasó de unos 133 dólares a 160.

“Así, desde abril hasta mediado de julio se le ha puesto precio a 12 millones de toneladas maíz, siendo este un buen recurso para la financiación de las empresas, ante la falta de alternativas de financiamiento”, señala el newsletter semanal “Escenarios Granarios” que difunde el Centro de Gestión Agropecuaria (CGA) de la Fundación Libertad.

En este marco, para la campaña nueva 2019/20, la suba en el mercado local ha permitido realizar forwards desde los 150 a 160 dólares, que permiten asegurar rentabilidades positivas con rendimientos promedios proyectados. El empuje del cereal es grande: ya se vendieron cuatro millones de toneladas de la campaña que aún no se sembró, contra 1,4 millones de toneladas a esta altura del año pasado.

En la soja, en cambio, el panorama es diferente. En abril la tonelada rondaba los 329 dólares en Chicago y actualmente permanece en ese rango. Llegó a tocar su valor más bajo en más de una década. A nivel local, mejoró 15 dólares, de 215 a 230 dólares.

“Si bien en soja hubo una recuperación desde los meses de cosecha, los mismos siguen siendo poco atractivos a la hora de vender”, subraya el informe.

La mirada está puesta ahora en el próximo informe del Usda que se publicará el 12 de agosto y definirá con más precisión tanto el área sembrada de ambos cultivos como los rendimientos.

Por lo pronto, el maíz continua en torno a 150 dólares la tonelada y el trigo diciembre/enero, entre 165 y 170 dólares.

“Ambos cultivos a estos precios dejan números positivos en los márgenes proyectados, a la vez que la soja a 235/240 dólares apenas superar sus costos de producción en campo arrendado”, compara el artículo.

Y concluye: “En soja aún falta mucho tiempo y definiciones para esperar una mejora de los precios”.