02 Ene 2020

El 2019 cerró con lluvias que revirtieron la situación del maíz y la soja

Hasta el último día del año se registraron precipitaciones en diferentes puntos del país. El acumulado pluvial permitió que lugares que tenían déficit hídrico reviertan su situación. AGROFY

La primavera fue crítica para los cultivo de soja y maíz, ya que la falta de lluvias generó inconvenientes para el desarrollo de los cultivos. Pero hacia el final de 2019 la situación se revirtió y las precipitaciones permitieron sostener el potencial maicero y el crecimiento de la soja.

Según la Guía Estratégica para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario, el verano comenzó con el establecimiento de una masa de aire muy cálido y húmedo desde la Amazonia que fue clave en la mejora pluvial.

UN PUNTO DE INFLEXIÓN PARA MAÍZ Y SOJA

Tal como había señalado GEA, el núcleo de la región pampeana necesitaba de 100 a 200 milímetros para el maíz tempranos. Finalmente, en la última semana de 2019 las lluvias se hicieron realidad.

Con los datos recabados hasta el 30 de diciembre, el informe de GEA destacó que la situación de los suelo dio un vuelco. En este sentido, se detalla que las áreas más afectadas por los últimos seis meses de lluvias casi ausentes pasan a estar con excesos hídricos. “El verano comienza con excelentes noticias interrumpiendo la prolongada escasez”, aseguraron desde la BCR.

2019 cerro lluvias que revirtieron situacion maiz y soja

SE COMPENSA LA FALTANTE DE AGUA MENSUAL

Desde el 19 hasta el 30 de diciembre, las lluvias acumuladas en la franja central se acercan o incluso ya superan las medias mensuales de diciembre que están en el orden de los 80 a 150 mm, detalla el informe de GEA. Estas lluvias provocaron que se revierta la situación en ciertas zonas, pero en otras provocó anegamientos.

En Córdoba hubo precipitaciones superiores a los 50 milímetros y en la zona más deficitaria cayeron 100 milímetros. Por su parte, zonas aledañas a la localidad de Jesús María se vieron afectadas negativamente, ya que la lluvia generó inundaciones.

En el sur de Santa Fe, el área acumuló entre 100 y 150 milímetros. En lo que respecta al norte bonaerense, el acumulado fue entre 50 y 100 milímetros. Por su parte, La Pampa recibió 50 milímetros, según los datos de GEA.

“Desde el centro de Buenos Aires hacia el sur es otro cantar, las lluvias estuvieron por debajo de los 25 mm y se profundiza la necesidad de agua”, sostiene el informe de la BCR.

2019 cerro lluvias que revirtieron situacion maiz y soja

La gran incógnita es el motivo que produjo estas lluvias. Desde GEA argumentaron que el avance de aire muy caliente y húmedo desde el sur de Brasil por fin logra alcanzar a la franja central, hecho que fue fundamental para que se desarrolle el evento.

José Luis Aiello, doctor en climatología, explicó: “Han comenzado a afianzarse aguas más cálidas que lo normal y es posible que con el correr de diciembre esta tendencia se extienda y acentúe”. Adelantándose a lo que vendría, sostuvo que de ser así, el aumento de temperaturas en las costas brasileñas afirmaría la circulación norte, aportando un mayor ingreso de humedad a la Argentina.