16 Nov 2017

Del trigo a la soja: cómo viene la campaña en las distintas zonas agrícolas

Un informe de Red Surcos detalla la evolución en Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires. LA NACIÓN

Un informe de la firma Red Surcos detalla cómo viene la campaña agrícola en distintas regiones, desde el trigo próximo a la cosecha hasta el maíz, el girasol y la soja.

Santa Fe y Entre Ríos

Según el técnico Manuel Suárez, en esas provincias el trigo se concentra entre floración y madurez fisiológica y la condición general del cultivo es buena. "El 20 % presenta una condición muy buena, con expectativas de rendimiento superior a la normales, un 55% tiene una condición buena, con expectativas de rendimiento normales, el 20% regular, con expectativas de rendimientos inferiores a las normales, y el 5% en una condición mala, con expectativas de rendimientos muy inferiores a las normales", describió.

Para Suárez, en el cultivo los principales inconvenientes observados dentro de la condición regular y mala son fechas de siembras muy tardías, escaso desarrollo de las plantas, variedades muy susceptibles al ataque de hongos que no han recibido controles adecuados y problemas de anegamiento que ocasionó una baja densidad de plantas.

"La campaña se caracterizó por un ambiente propicio para el desarrollo de patógenos y se potenció por la presencia de variedades susceptibles, las cuales fueron atacadas en etapas muy tempranas del ciclo del trigo", indicó.

Ya comenzó la cosecha de los primeros lotes y los primeros lotes no tuvieron el rendimiento esperado, con un promedio de 20-22 quintales por hectárea, lejos del rendimiento promedio proyectado para esta campaña, de 32 a 34 qq/ha. Esto por el impacto de las enfermedades.

El maíz se encuentra en muy buen estado, pero con síntomas de retraso debido a las bajas temperaturas. "La mayoría se encuentra entre V5-V6 y el estado general es de bueno a muy bueno en algunos lotes puntuales, con muy buenas reservas hídricas.

En soja, los primeros cuadros sembrados están emergiendo en muy buen estado. Las reservas de humedad son óptimas para comenzar la campaña sin contratiempos y el aumento de las temperaturas acelera las emergencias. Según el técnico, las malezas se presentan como un gran problema para la campaña, sobre todo en lotes arrendados en los que no se ha podido planificar el barbecho y en lotes que no tuvieron un cultivo de cobertura.

En la zona de Marcos Juárez el cereal está listo para la cosecha.

Zona Rosario

Según el panorama que brindó Sebastián Parola, allí comenzó la cosecha de trigo en lotes tempranos.

"Las expectativas de rinde son muy buenas, pero se mantiene cierta preocupación debido a la fuerte presión de enfermedades que sufrieron los cultivos, obligando al productor a realizar hasta dos aplicaciones de fungicidas", indicó.

El maíz temprano ya se sembró y se encuentra entre V5-V6. "Las condiciones en general de este cultivo son muy buenas, dado que no le faltó humedad en ningún momento. En algunos casos se vio afectado por bajas temperaturas, pero no al punto de afectar el stand de plantas", señaló el técnico.

En el caso de la soja, los perfiles se encuentran con muy buena humedad y la siembra en general se viene desarrollando sin grandes inconvenientes.

Centro bonaerense

En la zona de Chivilcoy, donde se desempeña el técnico Matías Baltar, en trigo las intensas lluvias de septiembre permitieron un importante desarrollo de enfermedades en el cultivo. La situación mejoró en octubre y posibilitó un adecuado llenado de granos. Allí se espera un rinde promedio de 35 qq/ha.

En tanto, en soja, si bien se demoró el inicio de la campaña se está avanzando en la siembra. "Los productores acompañan esta situación fertilizando los lotes y realizando adecuados controles de malezas", contó.

Sudeste de Buenos Aires

Para esta región, según el técnico de Red Surcos en trigo se observan lotes muy heterogéneos tanto en estado fisiológicos como condiciones de cultivo. "En algunos más al sur, que tuvieron algún efecto de heladas tardías y un déficit hídrico temporal, se esperaría un menor potencial mientras que para la zona de la costa la condiciones fueron mucho más favorables esperándose buenos rendimientos", explicó.

Allí la campaña estuvo marcada por una alta presión de enfermedades. Donde el monitoreo no fue el correcto o en tiempo adecuado se debieron hacer hasta tres aplicaciones de fungicida.

Respecto de la campaña de granos gruesos, los maíces de fecha temprana se encuentran casi en su totalidad sembrados mientras que el girasol alcanza un 70%. "Los lotes más avanzados se encuentran en V2-V3 en ambos casos", señaló.